Comienza un nuevo curso escolar y, después de dos meses con el calendario guardado en el cajón de la cocina, aquí estoy desempolvándolo y actualizándolo. Y aunque eso significa un poco más de tiempo para mi y mis proyectos, también implica decirle adiós al verano y adiós a la calma de las vacaciones. Bye, bye a poder levantarse sin prisas respetando el ritmo de mis hijas al completo y viviendo el día a día en puro ritmo infantil: un constante Carpe diem. Así que aquí estoy un poco triste despidiendo lo maravilloso de las vacaciones, pero con mucha ilusión por lo que está por venir, porque la rutina, los horarios y los calendarios son exactamente eso: oportunidades para aprender y crecer. ¡Feliz regreso a clases para todos!😉

View on Instagram https://ift.tt/2NJzfk0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *